Rutas del Silencio, pedaleando para romper barreras

rutas

Cuando nos detenemos a pensar en el valor de una persona sorda profunda para coger una bicicleta y recorrer más de 1.500 kilómetros por Camboya y Laos nos hacemos a la idea de la trascendencia de la iniciativa. Y si apelamos al motivo, la lucha por la eliminación de las barreras que impiden a las personas con déficit de audición, sobre todo los niños, desarrollar su vida con normalidad, empezamos a ver el escenario de quién es José Luis García Ginard y qué representa Rutas del Silencio.

José Luis García Ginard es el alma creativa y creadora de Rutas del Silencio, un proyecto que inicia en 2003 con el objeto de eliminar las barreras que impiden a las personas con déficit de audición que puedan desarrollar su vida de forma normal. La sordera es una discapacidad que a simple vista no es perceptible pero que afecta de forma muy intensa a las personas que la padecen. Y para José Luis, los niños son su principal motivación al recordar él su infancia y los problemas que tuvieron, tanto su familia como él, para adaptarse a un mundo de oyentes.

Pasados los años, José Luis atesora un impresionante currículum de expediciones, conferencias y apariciones en medios de comunicación escritos y audiovisuales. Sin embargo, estando de lleno en la segunda década del siglo XXI, los problemas de las personas sordas para poder hacer “vida normal” son más que significativos y faltos de atención. Lamentablemente el déficit de audición afecta a uno de los aspectos que configura al ser humano y su carácter social: la comunicación.

Este mes de octubre de 2013 ha visto como 3 decididos ciclistas han pedaleado más de 1.500 kilómetros por tierras de Camboya y Laos buscando colegios de niños sordos para hacerles llegar un mensaje de esperanza y contraste de culturas a través de una lengua universal: la lengua de signos.

En este vídeo aparece José Luis rodeado de niños sordos de un colegio en Camboya:

El Proyecto “3 Pedales Compartiendo el Silencio”, compuesto por José Luis, por Pedro Ballesteros y Julián Garrido, ha supuesto una experiencia inigualable que hemos podido seguir a diario y puntual en la web de Rutas del Silencio y que nos ha mostrado como dos culturas completamente diferentes pueden compartir emociones a través de una discapacidad.

La repercusión en medios ha sido importante y de esta gran aventura emergerá el documental de la misma del que todos podremos disfrutar en breve. IB3 dedicó un espacio a destacar la labor de Rutas del Silencio:

Es obvio que la discapacidad es una de las problemáticas sociales actuales de más urgente tratamiento, ya que incluso la crisis económica la afecta. No existe argumentación posible, y menos una justificación al hecho que entrando en 2014 haya niños que no puedan acceder a disfrutar de una película en el cine o personas que se vean imposibilitadas de explicarle a su médico qué dolencia tienen por impedimento de comunicación. Y sólo por poner dos ejemplos que las personas oyentes nos parecen increíbles.

Rutas del Silencio es un embajador mundial que promulga la igualdad social de las personas sordas a través de unos pedales y del sacrificio que sus expediciones conlleva al planificarlas desde la óptica de la austeridad económica ya que su objetivo es transmitir ilusión y esperanza a niños sordos del mundo.

2014 será un año importante para Rutas del Silencio a través de dos interesantes proyectos colaborativos en los que EmotionalSpace tendrá una implicación que os iremos transmitiendo a través de nuestras respectivas webs y redes sociales.

Os pedimos desde aquí que sigáis este precioso proyecto, Rutas del Silencio, a través de su Facebook y Twitter y que consultéis sus vídeos en su canal Youtube.

Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo en tus redes sociales.

Espero tus comentarios y no olvides suscribirte a mi blog

Gracias !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *