BrainTrust, franqueza y productividad

creatividadCuando uno lee a Ed Catmull entiende por qué PIXAR goza de la salud y vitalidad de un proyecto recién nacido y de la ilusión de crear, a pesar de hacer ya casi un cuarto de siglo de su primer éxito cinematográfico: Toy Story. Y lo que les hace grandes no es el buen hacer de sus profesionales sino el buen ser de las personas que encarnan a cada uno de ellos en la empresa, como si de otra película se tratase.

No nos pongamos límites

limitesPorque nos pasamos la vida así, poniéndonos límites cuando en realidad no los hay más allá de nuestra imaginación. Por desgracia nuestro entorno social no suele ser muy amigo de la imaginación, como si se tratase de algo infantil (qué tiene de malo lo infantil bien llevado) o como si se alejase de la realidad (cuántas veces pagaríamos por estar lejos de la realidad).

La realidad debe aprender de la ficción

ficción3Cuando hablamos de HBO nuestra mente acude rápidamente a un pensamiento: “series de gran calidad global cuyo éxito las convierte en piezas de culto televisivo”. Enumerar sus éxitos sería extenso y no es objeto de este artículo, ni siquiera es mi intención destacar esta marca sobre cualquier otra pero sí quiero hacer mención especial a una serie de 3 temporadas que a mi entender es una de las más completas y complejas que he podido disfrutar. Estamos hablando de “The Newsroom”.

¿Cómo gestionamos el conocimiento?

conocimiento2Es muy fácil de decir pero no tanto de hacer. Gestionar el conocimiento es una necesidad funcional para la empresa actual aunque muchas no sean aún conscientes de si debe siquiera llevarse a cabo. Y el conocimiento abandera una premisa que debería sentar cátedra en el ser humano y es que para hablar con conocimiento, primero hay que tener conocimiento. Parece una obviedad pero en absoluto lo es.